google.com, pub-3369665350087858, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Aprobación de polémica Ley de Riego: ¿Por qué genera preocupación?

Agroin Chile asume la responsabilidad de informar a nuestros apreciados lectores sobre la reciente aprobación de la Ley de Riego que modifica y prorroga por 7 años la vigencia de la Ley N°18.450. Esta noticia ha desatado un acalorado debate en el ámbito agrícola y ganadero del país, al tratarse de un acontecimiento de gran trascendencia para aquellos que dependen del vital recurso hídrico en sus actividades agrícolas. Sin embargo, lamentablemente, consideramos que esta ley no aborda de manera adecuada los desafíos actuales relacionados con el uso eficiente del agua y los problemas derivados de la sequía y el cambio climático. En este artículo, profundizaremos en los puntos más controvertidos de la Ley y expondremos nuestras inquietudes acerca del impacto que pueda tener en el sector agropecuario chileno. Es el momento oportuno para reflexionar sobre las posibles consecuencias negativas que esta nueva ley podría acarrear para la producción agrícola y ganadera, y buscar alternativas que promuevan una gestión más efectiva y sostenible del recurso hídrico en la agricultura.


 

3 de agosto 2023


Durante la tarde de ayer se aprobó por unanimidad una nueva ley de Riego que modifica y prorroga por siete años la Ley N°18.450. A pesar del amplio apoyo, se considera que este proyecto no aborda de manera adecuada los desafíos que enfrenta el sector agropecuario chileno en relación con la sequía y el cambio climático.



Aunque la Ley de Riego ha sido un pilar para el desarrollo agrícola en nuestro país, la realidad actual de escasez hídrica y los retos climáticos demandan soluciones más efectivas y acordes con la magnitud del problema. Lamentablemente, este proyecto no incluye medidas lo suficientemente contundentes para fomentar el uso eficiente del agua en la agricultura.


Entre las principales preocupaciones que tenemos respecto a esta ley, destacan:


1. Cambio en la estratificación de los agricultores para acceder al beneficio: se pasa de un criterio basado en la superficie del predio a uno basado en los ingresos por ventas anuales de cada agricultor o empresa agrícola, considerando además sus empresas relacionadas. Además, se establece un máximo de ingresos anuales de 50.000 UF según los ingresos por ventas anuales del Servicio de Impuestos Internos.

 




 

2. Ausencia de incentivos para el uso responsable del agua: consideramos que la ley debería promover de manera más enérgica el uso eficiente del agua en la agricultura, incentivando la adopción de tecnologías de riego más sostenibles y el reciclaje de aguas residuales agrícolas.


3. Falta de fortalecimiento a las organizaciones de usuarios de agua: el proyecto no aborda adecuadamente el papel crucial que desempeñan las organizaciones de usuarios de agua en la gestión hídrica, lo que podría limitar su capacidad para enfrentar de manera efectiva la escasez y el manejo del recurso.



4. Incertidumbre en la protección de derechos de agua: Gran parte sector agrícola considera que la ley no garantiza suficientemente la protección de los derechos de agua de los agricultores, lo que podría generar conflictos y desigualdades en la distribución del recurso.


Lamentablemente aprobación de esta nueva Ley de Riego, deja fuera a medianos y grandes agricultores, actores fundamentales para la agricultura y economía nacional. En Agroin Chile, expresamos nuestro desacuerdo con esta medida legislativa, ya que consideramos que no aborda de manera adecuada los desafíos actuales de sequía y cambio climático que enfrenta nuestro país, ni protege adecuadamente los intereses de estos importantes productores.



Invitamos a nuestros lectores a reflexionar sobre las posibles consecuencias negativas que esta ley podría acarrear para el sector agrícola y ganadero chileno, y a proponer soluciones que promuevan una gestión más efectiva y justa del recurso hídrico en la agricultura. Es vital encontrar alternativas que aseguren un desarrollo agrícola sostenible y equitativo, considerando la importancia de los medianos y grandes agricultores en el fortalecimiento de la producción y la economía del país.

 

¿Qué medidas propondrías tú para mejorar la gestión del recurso hídrico en la agricultura y abordar de manera más efectiva la escasez de agua en el sector, garantizando la participación y protección de todos los actores agrícolas?


!Coméntanos tu opinión!



Comments


bottom of page